miércoles, 6 de junio de 2018

Oribe Peralta fue el artífice del Tri que ganó el Oro Olímpico en 2012

Oribe Peralta fue el artífice del Tri que ganó el Oro Olímpico en 2012 frente a la potencia Brasil, y a esa mentalidad apela rumbo al debut contra el vigente campeón del mundo, Alemania.

En una reflexión inusual en un futbolista, el "Cepillo" reconoció que esa bravura es la que tiene cada uno de sus compatriotas en un México con una fuerte problemática social y repleto de personas más exitosas que los propios jugadores.

"Con esa mentalidad (la de Londres) hay que salir a donde sea si eres mexicano, a cualquier parte, a cualquier cosa que te dediques es la mentalidad que tienes que tener siempre, demostrarle al mundo que en México todo cuesta trabajo, que en México todo es difícil y por ende lo puedes hacer", reflexionó Peralta previo al viaje a Rusia 2018.

Ese oro es la única medalla en deportes de conjunto para el País. De ese cuadro campeón también aparecen José de Jesús Corona, Héctor Herrera, Marco Fabián, Giovani dos Santos, Javier Aquino, Raúl Jiménez y Diego Reyes en el combinado que va a Rusia 2018.

"Estamos conscientes de lo que significa el futbol, pero vemos que hay muchísimas cosas más importantes en México y no se tienen que enfocar cien por ciento en el futbol.

"Si bien podemos darle una alegría al mexicano, creemos que se puede mejorar en muchas cosas y no sólo en el futbol, que hay muchas personas mucho más exitosas en México, que le han dado muchas más alegrías y que han puesto su talento al servicio de toda la comunidad mexicana y creo que eso tiene mucho más valor", comentó.

Previo a Londres 2012, Peralta fue a recargar energías a su natal La Partida, Torreón. Ahora repitió el ritual e incluso jugó una "cascarita" en la tierra con algunos niños.

"Vino en un viaje relámpago, a mimarse, a estar con sus papás, siento que vino a sanar el alma", dijo su primo Iván Morones.

Iván narró que antes de esos Olímpicos, Peralta dijo que regresaría con la medalla dorada.

Un conocido le respondió "pues te la deberías de robar porque no creo que la obtengas"; hoy el amable vecino ya no se atrevió a cuestionar sus deseos de ganar el Mundial.